Heather y Erika posan para la campaña de bodas de Reformation

Las bodas en otoño son una tendencia en alza. Muchas empresas de moda diseñan colecciones exclusivas para ayudar a las novias a escoger su vestido soñado. Una de estas marcas es Reformation, que en su nueva campaña no se ha limitado a dirigirse a las novias heterosexuales. Esta vez apuestan al amor libre y a la diversidad sexual. Presentan una colección nupcial protagonizada por dos modelos que son pareja en la vida real.

La marca estadounidense se ha hecho famosa en los últimos dos años por impulsar la moda sostenible e involucrarse en causas de impacto social. “Resulta que el amor eterno y las bodas se realizan durante todo el año, así que hicimos una colección de Bodas de Otoño”, indican en su cuenta de Instagram. A su vez, la empresa presenta a la pareja de modelos: Heather y Erika.

Las modelos de Reformation

La californiana Heather Kemesky y la sueca Erika Linder son novias y ambas rompen con los estereotipos de modelos convencionales. La primera es un icono de las pasarelas de Louis Vuitton y Armani. En su adolescencia le dijeron que era “demasiado baja” para modelar. La segunda se hizo famosa por su estética andrógina. Linder posó como hombre antes de atreverse a modelar ropa femenina.

La pareja luce los vestidos de novia de encaje, satén y terciopelo diseñados por Reformation. También posan con los atuendos de las damas de honor e invitadas a la boda. Los trajes cuestan entre los 150 y los 700 dólares.

A pesar de que otras marcas han apostado a la diversidad sexual en sus campañas, en el mercado nupcial no abundan este tipo de propuestas. En este sentido, Reformation ha dado en el clavo con una iniciativa que era necesaria para que mundo de la moda continúe dando pasos hacia la inclusividad.